Sistemas de diluvio y preacción
Simplemente los mejores. Los sistemas Viking de diluvio y preacción son únicos por su simplicidad. Las válvulas, el trim básico y los dispositivos de actuación son los mismos para ambos tipos. Los sistemas Viking son los preferidos en todo el mundo debido a que ofrecen mayores opciones para su actuación que cualquier otra marca, al mismo tiempo que resultan ser los más fiables del mercado.
Para facilitar aún más las cosas estos sistemas se pueden adquirir en conjuntos pre-ensamblados.

La válvula de diluvio Viking se fabrica en una amplia gama de tamaños, desde 1 ½" hasta 8", en ángulo y de pasos recto. Se trata de una válvula de apertura rápida con una única parte móvil, lo que la hace más resistente a los disparos fortuitos que las válvulas enclavadas mediante trinquete. El hecho de que pueda rearmarse sin necesidad de abrirse hace que sea la preferida entre instaladores y responsables de mantenimiento.

La válvula de control de flujo cierra y abre suavemente minimizando la posibilidad de generar un golpe de ariete. Puede ser utilizada para facilitar su apertura y cierre de forma manual o automática. Ambas válvulas están listadas por UL y aprobadas por FM para una presión de trabajo de hasta 250 psi (1723 kPa).

Las ultimas novedades incorporadas a esta gama son la válvula de diluvio modelo F-1 y la válvula de control de flujo J-1 de 8". La configuración ranura/ranura asegura un funcionamiento fiable reduciendo las pérdidas por flujo y por fricción. La válvula F-1 se puede utilizar con el trim convencional o con el nuevo trim EZ de diluvio, en ambos casos pueden adquirirse en conjuntos "modulares" para una fácil instalación. Están listados y aprobados como sistemas de actuación hidráulica, neumática y eléctrica, y pueden ser instalados vertical u horizontalmente.

Otras opciones avanzadas de las válvulas de diluvio de Viking son: 1) el control de velocidad de apertura y cierre. Este dispositivo permite que se controle en pocos segundos la apertura y/o el cierre de la clapeta, minimizando el efecto de un golpe de ariete; y 2) el accesorio de regulación de presión, que permite ajustar la presión de salida de la válvula independientemente de la presión de abastecimiento.

Las válvulas Viking de diluvio y de control de flujo se fabrican opcionalmente con un recubrimiento de Halar®, tanto interior, como exterior, con componentes niquelados y galvanizados, con trim negro, de bronce o de acero inoxidable para su uso en ambientes corrosivos.

El trim EZ está listado por UL y aprobado por FM como una alternativa al trim convencional. Lleva incorporado una válvula de corte de cebado (PSOV) consiguiendo los mismos resultado que el trim convencional pero con la ventaja de simplificar su funcionamiento, reduciendo el número de componentes, disminuyendo los costes y haciéndole menos sensible a la suciedad del agua.

Gracias a que el trim EZ no tiene partes móviles y a que no tiene orificios de restricción, puede utilizarse en aplicaciones con agua no potable. Por este motivo este dispositivo está aprobado por FM como un trim resistente a la corrosión.

Elementos de Disparo
Además de los sistemas estándar de disparo, Viking ofrece dos dispositivos únicos para este fin: el termovelocimétrico C-1 y el de temperatura fija modelo M.

 

El elemento de disparo de temperatura fija Viking Micromatic es un rociador de respuesta rápida modificado, específicamente listado como detector de temperatura fija de gran cobertura, de hasta 40 x 40 pies (12,2 x 12,2 m).

El elemento de disparo termostático modelo C-1 es un detector termovelocimétrico que reduce el tiempo de reacción de sistemas de actuación neumáticos o hidráulicos. Está listado para una separación de hasta 50 x 50 pies (15,24 x 15,24 m) y puede disponer de un elemento de disparo de temperatura fija. El Modelo C-2 puede usarse en aplicaciones exteriores y en ambientes corrosivos como ambientes marinos. Ambos modelos están probados para su utilización en sistemas con nitrógeno.

Regulación de la presión
El genuino diseño de la válvula de control de flujo Viking permite que los sistemas de diluvio y preacción estén equipados con un dispositivo capaz de regular la presión del agua. El regulador es ajustable y varía el caudal hasta conseguir alcanzar la presión prefijada. Este dispositivo puede ser utilizado para regular sistemas de agua y de agua/espuma. Al conseguir una exacta aplicación de agua y espumógeno, la descarga y el consumo de espuma es mínimo.

 


Sistema de diluvio-actuación neumática

Cuando se activa el elemento de disparo de temperatura fija (1) a causa de un incendio, se libera la presión del sistema de actuación neumática (2) de modo que disminuye la presión de la cámara de cebado (3) permitiendo la apertura de la válvula de diluvio. El flujo de agua activa un presostato (4) que hace sonar una alarma eléctrica o pone en funcionamiento una alarma hidromecánica o ambas simultáneamente. El agua llega a todos los rociadores abiertos y a las boquillas (5). La válvula de corte de cebado (PSOV) (7) mantiene la cámara de cebado sin presión una vez disparado el sistema.

 

 

Sistema de preacción con interbloqueo simple

Cuando el fuego activa el detector (1), se envía una señal al panel de control (2). Éste manda las señales de alarma correspondientes y al mismo tiempo, activa la válvula de solenoide (3). La cámara de cebado (4) de la válvula de diluvio pierde agua a mayor velocidad de la que entra por el orificio de restricción (5), permitiendo que la válvula se abra. El agua se distribuye por las tuberías pero no se descarga hasta que algún rociador (6) se dispare. La válvula de corte de cebado (PSOV) (7) mantiene la cámara de cebado sin presión una vez disparado el sistema. Los sistemas de preacción Viking pueden ser equipados con sistemas de detección eléctricos (como se muestra en la figura) o neumáticos, y pueden ser configurados con interbloqueo simple o doble.